ESPAI ALLIBERAT PER LA CULTURA

sábado, abril 08, 2006

TAQUILLA CERO / CULTURA LIBRE


Arnau Paral·lel. Un espacio liberado por la cultura

Esta tarde a las ocho se ha inaugurado en Barcelona un Espacio Liberado
por la Cultura. En el antiguo Teatro Arnau, sede de espectáculos de
revista, vedettes sobrecogedoras,
ilusión y bodevil, se ha abierto Arnau Paral·lel, un espacio de cultura
libre, gratuita, de calidad y sin intermediarios. Una asamblea de
profesionales de la cultura y el espectáculo, y de espectadores cansados
de la cultura de consumo, abre las puertas presentando un programa con
posibilidades infinitas.

Cuando la cultura es libre las entradas no se agotan


Durante los próximos días tendremos en Arnau Paral·lel a Ojos de Brujo,
claqué y hip hop, Pau Riba y Joaquim Jordà, Girls Who Like Porno y Cabo
San Roque, Enric Casasses y desfiles de moda, encuentros y exposiciones,
en un repertorio que desborda por las costuras.

El teatro Arnau ha sido rebautizado hoy como Arnau Paral·lel. Este
antiguo teatro histórico de Barcelona, que acogió a Raquel Meyer y que
cuenta con más de un siglo de historia, lleva seis años abandonado
víctima de las artimañas de la especulación y de las maniobras
urbanísticas del Ayuntamiento. Actualmente en manos privadas, este
espacio de interés histórico está paralizado desde el año 2000.

Arnau Paral·lel ha sido liberado por los profesionales de la cultura y
aquí vamos a hacerla avanzar desde la base, apostando por un proceso
comunitario. Después de varias reuniones, un equipo de técnicos, poetas,
taquilleros, informadores, vedettes, actores secundarios, teclistas,
tramoyistas, iluminadores, audiencia, bajistas, grafiteros, periodistas,
ratas de biblioteca, transeúntes, lectores, claca entendida,
calientabutacas y todo lo demás han decidido regalarse y regalaros este
acontecimiento sin igual en toda la historia de la ciudad.

Arnau Paral·lel ha sido abierto básicamente por cinco motivos.
-En primer lugar, porque la imagen cultural es uno de los motores
económicos que pone en venta las ciudades en el mercado global como un
gran escenario en el que los actores somos todos y ninguno cobramos por
ello.
-En segundo lugar porque en nombre de esa cultura de marca y a golpe de
ordenanzas cívicas de excepción se quiere acabar con los espacios
culturales críticos, autónomos, experimentales o disidentes.
-En tercer lugar porque con la cultura, y de la mano de la especulación
urbanística, se planifican desde los despachos zonas metropolitanas de
interés cultural y se ³revalorizan² los barrios del centro de la ciudad
a partir de la instalación de faraónicos museos y centros de cultura
institucional.
-En cuarto lugar porque los profesionales de la cultura trabajan en
precario bajo subcontratas, etts y otras formas de intermitencia
impagada para grandes productoras y museos públicos y privados.
-Finalmente porque los intermediarios de este gran negocio cultural se
enriquecen en nombre de la protección del derecho de autor que protege a
cualquiera menos a los creadores.

Arnau Paral·lel se toma para realizar un programa durante cinco días y
demostrar que es posible un espacio de cultura sin managers, sin
procesos de compra-venta, en el que todos somos actores, en el que
copiar y plagiar y difundir y hacer saber que la cultura no es un
recurso escaso y que tiene que circular libre, sin censuras ni trabas.
Un espacio cultural de calidad en el que decir que estamos hartos de
telebasura, de marca barcelona y de revistas sin corazón. Un espacio
realmente multicultural en el que nadie necesita papeles. Un espacio
para la cultura libre. Un espacio que se opone frontalmente al plan de
privatización de la cultura que el Ayuntamiento avala cediendo a la SGAE
un edificio de 4 plantas a 20 metros de este lugar.

10 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

<< Home